Cómo organizar tus gastos para devolver un préstamo
Cuando tenemos un proyecto en mente y decidimos pedir un préstamo para costearlo, lo más importante es saber cómo afectará a nuestras finanzas a la hora de devolverlo.

Sea cual sea la cantidad, supondrá un cambio en nuestros hábitos de consumo para amoldar nuestro dinero disponible a las cuotas de devolución del préstamo. Para ello, tendremos que reorganizar nuestra economía y ser capaces de estudiar nuestros ingresos y gastos.

Vamos a ver algunas maneras en las que podemos organizar nuestro dinero para devolver un préstamo con mayor comodidad:

 

Estudia tu situación económica

Conseguir una determinada cantidad de dinero puede ser de mucha ayuda para afrontar grandes gastos. En tu entidad bancaria te asesorarán para que consigas el préstamo que mejor se amolde a lo que necesitas, partiendo de que si no puedes devolverlo, por tus circunstancias económicas, lo normal será que el propio banco no te lo conceda.

Pero si a pesar de tener una buena situación económica terminas cada mes sin conseguir ahorrar nada, antes de pedir un préstamo piensa cómo vas a enfrentar ahora un nuevo gasto fijo. Las cuotas de devolución del préstamo te exigirán una organización exhaustiva de tus finanzas y un mayor autocontrol, aspectos que debes plantearte antes de acercarte a tu banco o visitar su web para solicitar el préstamo.

 

¿En qué gastas tu dinero? Gastos fijos y gastos variables

A lo largo de un mes, empleamos nuestro dinero en muchas cosas. Algunos gastos son ineludibles o fijos, es decir, todos los meses nos suponen desembolsar la misma cantidad. Hablamos, por ejemplo, de la hipoteca, el alquiler, las facturas y otras mensualidades, como los plazos de una compra financiada. Por otro lado, están los gastos variables, a menudo impredecibles. Son los gastos puntuales en comida, ropa, ocio, etc., y también son los únicos sobre los que podemos tener un cierto margen para “apretarnos el cinturón”.

 

Organiza tu dinero al principio de mes 

Separa el dinero que emplearás en los gastos fijos (alquiler, plazos de financiaciones, facturas y suscripciones). Al dinero sobrante, réstale las mensualidades del préstamo.

Lo que queda es tu presupuesto mensual para comida, ocio e imprevistos.

Divídelo en diferentes porcentajes según lo que vayas a utilizar para cada finalidad y decide de dónde vas a recortar. Si tienes oportunidad, trata de reservar algo para el ahorro, aunque sea una mínima cantidad, lo agradecerás más adelante.

Un buen método que puede ayudarte a hacerte una idea de tu presupuesto diario es establecer el dinero que piensas gastar en comida y dividir el sobrante entre los 30 días del mes. La cifra resultante será orientativa, ya que, cada día que no la alcances, estarás aumentando tu presupuesto para los días posteriores y, al mismo tiempo, cada día que la superes, disminuyéndolo.

 

Importante: anota todo lo que gastas

Así llevarás un control de la cantidad que estás gastando y podrás parar cuando no te quede mucho dinero. Es mejor privarse de ciertas cosas a principios de mes para llegar holgado a la última semana que malvivir cuando ya no queda nada de dinero. Llevando un control de todo lo que gastamos seremos más conscientes del presupuesto y evitaremos caprichos.

 

Reduce en cada gasto  

Los gastos variables son, como su propio nombre indica, siempre distintos, y es difícil hacer predicciones sobre los mismos. Por lo tanto, una buena técnica es reducir al máximo la incertidumbre planificando en qué nos vamos a gastar el dinero.

Para evitar estafas o robos de datos

IMPORTANTE:

Con el objeto de prevenir maniobras dolosas por parte de terceros, o cualquier modalidad de estafa, te informamos que la Cooperativa jamás se contactará con el fin de solicitar datos bancarios, u otro tipo de información personal y financiera, como ser números de cuenta o de tarjetas de crédito, datos de préstamos,  nombres de usuario o contraseñas, fecha de nacimiento u otras.

Ante cualquier sospecha o duda comunicate directamente con nosotros, llamando al 0810-345-0007, o enviando un correo electrónico a recepcion@coopcuenca.com.ar